Enfoca problemas actuales, el Festival Elsinor 2013.

Imagen

Texto y Fotos: Mery Delgado

El panel: ¿Juntos por pecadores? Indisciplinas, heterogeneidad, producción: posibles visiones del teatro hecho por jóvenes en Cuba, que tuvo lugar en el Salón de Mayo del Pabellón Cuba, como parte de la programación del Festival Elsinor 2013 , no defraudó al público que de alguna manera siguió estos encuentros cada día a las tres de la tarde.

 Moderado por Yohaina Hernández, teatróloga y editora de la Revista Tablas Alarcos, e investigadora experimentada  que tuvo a su cargo la compilación del volumen  Novísimos dramaturgos,  y  con la presencia de  William Ruiz , Yunior García y Pedro Franco , quienes estuvieron bien representados por sus muestras en el festival de las artes, la mesa estaba servida para un atractivo diálogo.

 ¿Cómo se está haciendo teatro en Cuba a partir de sus propias experiencias? Fue la pregunta que abrió el fuego.

Con un año de trabajo con El Portazo en Matanzas, Pedro Franco defendió su espacio de creación .Tomó la indisciplina como acción de romper esquemas y modelos en un asentamiento con una notable jerarquía cultural, se apertrechó de sus referentes contemporáneos, de su realidad y subrayó que dialoga hasta este momento  con los dramaturgos de su generación. Así ha formado un público en la Casa del Joven Creador apoyado por la Asociación Hermanos Saíz con dos títulos  ya favorecidos por la crítica Por gusto y Antígona ,y de esta manera prepara su tercero que tendrá por título Semen.

 Yunior García, dramaturgo bien activo, que se mueve de La Habana a Holguín su ciudad natal donde alterna como director de sus propias obras afirmó : “Juntos no tanto, pecadores sí. Busco mi teatro aunque a mis contemporáneos pueda no gustarles. Disfruto mucho trabajar en provincia con actores recién graduados. La libertad de crear se refleja en la diversidad y  a veces nos cerramos en dos o tres referentes”.

 William Ruiz, coordinador del Laboratorio Ibsen  se centró  mucho más en la producción teatral al afirmar que no se estructuran formas para construir el teatro de hoy. La manera de agenciarse sus producciones no es la común además de coordinar redes de creación que fructifican en procesos creativos.

 La posibilidad de sostenibilidad  de sus proyectos fue sugerida por Yohaina .

 Todos defendieron la institución  pero cambiar las formulaciones en los tiempos actuales. Repensar los sistemas de producción. Eliminar el pago de salarios a artistas que no hacen nada. Su funcionalidad como mediadora entre el estado y la producción que se está haciendo. Incrementar la gestión y las investigaciones de público en función de la calidad.

 La última pregunta de Yohaina cerró la dramaturgia de su panel. Dada las condiciones de posibilidad, por qué los textos de los jóvenes dramaturgos no llegan a la escena?

 Pedro defendió su cruzada con los jóvenes dramaturgos como estandarte de su posibilidad de dialogar con su generación. Esa es su pauta y  su manera de verificar el contexto .No le interesa juzgar, solamente exponerlos y hacer reflexionar. Yunior ha devenido director de sus propios textos por la necesidad de verlos en la escena y que el público se vea reflejado en ellas. A William le interesa más el diálogo con lo real, como algo que no se puede contar con los elementos puros.

 Decía la Doctora Graziella Pogolotti en una reciente entrevista  que “el problema de la cultura en Cuba es a nivel institucional y debemos ir hacia el camino de las soluciones, olvidándonos de formulaciones abstractas, hay que ir a las manifestaciones concretas y en los escenarios concretos”,  y por esos derroteros  va el  Festival  Elsinor, que en esta edición  ha concentrado temas coyunturales en la agenda de su programa teórico.

Imagen

 De izquierda a derecha: Yohaina Hernández,WilliamRuiz,Pedro Franco y Yunior García.

 

 

 

 

Anuncios

Conviven Imago y Elsinor en el Pabellón Cuba

Texto: Mery Delgado

El Pabellón Cuba fue por estos días un hervidero de jóvenes . Coincidieron allí las actividades de los festivales Elsinor organizado por la Facultad de Arte Teatral , y el Imago perteneciente a la enseñanza de Arte de los Medios de Comunicación Audiovisual( FAMCA), ambas del Instituto Superior de Arte.

 ¿Qué tienen en común estos artistas en formación?

Pretenden visibilizar sus obras fuera del marco académico, mostrar sus exploraciones en lenguajes diversos, apropiarse de estéticas aprehendidas y experimentar sensaciones con el espectador y repensarse continuamente en estos ámbitos. Toda la comunidad universitaria del país responde a sus convocatorias.

 Miguel Jesús Hernández , productor general del Imago declaraba que este año se presentaron  cerca de 300 aplicaciones y de ellas quedaron 78 obras en las diversas categorías con carácter competitivo. Mientras la muestra se vio enriquecida con materiales internacionales que llegaron de diversas universidades del mundo .

 Asimismo el Festival de la FAMCA  privilegió el evento teórico con temas muy a tono con los tiempos actuales. Se habló en el Salón de Mayo de Financiamiento y desarrollo de proyectos, lo transmedial para entender un escenario común, la dirección de arte en Cuba, estudios de caso y propuestas artísticas  del videoclip  cubano hoy, por sólo citar algunos.

 Ambos organizadores de estos festivales, Michel Cruz por el Elsinor,  y Miguel Jesús Hernández por el Imago,  manifiestan agrado por convivir  en un mismo espacio durante todo el desarrollo de sus eventos. El intercambio, la conectividad, la aproximación  ,la alegría,  es parte de ese movimiento que en momentos de estudios no pueden lograr por la lejanía de las facultades .  Ambos aplauden el diálogo inevitable  inherente  a las artes y a la ganancia de sus públicos por la diversidad de propuestas.

 

El Elsinor se apoderó de La Habana.

Texto y fotos: Mery Delgado

Del 24 al 31 de marzo tuvo lugar en varios espacios de la capital, el Festival Elsinor 2013, evento de diálogo y reconocimiento que acoge a estudiantes, profesores e investigadores del Instituto Superior de arte, así como a especialistas y aficionados  de distintas instituciones del campo cultural cubano dedicados a las artes escénicas.

Desde sus inicios avizoramos un Elsinor diferente. El primer día: acreditación, programa de mano, catálogo y actividades en sus horarios con un numeroso público serían la carta de presentación.

 Sus organizadores encabezados por Michel Cruz ,todos estudiantes de la Facultad de Arte Teatral del Instituto Superior de Arte decidieron dar una vuelta de página a la edición anterior,  y gestar una nueva etapa de encuentro para dialogar, visibilizar sus propuestas, tender puentes con otros creadores tanto del patio como de México, Argentina, y Nicaragua .

 El poder de convocatoria fue mayor y aún con pequeños obstáculos de logística, los creadores asumieron sus gastos junto al apoyo de la Asociación Hermanos Saíz y el Consejo Nacional de las Artes Escénicas.  Así vinieron de Santiago de Cuba, Holguín, Villa Clara, Cienfuegos, Matanzas, La Habana y Pinar del Río.

 Ocupar las salas teatrales de la capital generó una aproximación no sólo del público estudiantil del ISA, sino también del pueblo y la comunidad universitaria en general lo que validó los espacios llenos de estos días.

 El Pabellón Cuba tuvo tres fines importantes: un stand de publicaciones de las editoriales : Tablas –Alarcos y Casa de las Américas , lo que garantizó la coincidencia de diferentes títulos relacionados con el arte teatral , la presentación del Premio Calendario de Teatro de la Asociación Hermanos Saiz Relationships, de la autoría  de Margarita Borges y el plato fuerte de Elsinor 2013, su encuentro teórico en el Salón de Mayo de esa instalación.

 Considero valioso  que la institución acompañara a sus estudiantes en cada uno de los espacios .Profesores, directivos del ISA estuvieron desde el primer día apoyando a  sus artistas en formación y participaron activamente también, de todo el proceso de diálogo que el encuentro universitario generó fuera de las aulas.

Imagen

La Sala Tito Junco en su primer día de Festival.

 

A %d blogueros les gusta esto: