Anuncian retrospectiva de Monse Duany

Texto : Mery Delgado

Como fin  y reinicio de su carrera anuncia la actriz Monse Duany el salto con que se dedicará al espectáculo en solitario.

Luego de 21 años de trabajo como integrante de Teatro Caribeño ofrecerá a finales de este mes una muestra de pasajes y personajes que le dieron reconocimiento en la escena.

La presentación a modo de retrospectiva prevista en el habanero edificio de Arte Cubano del Museo Nacional de Bellas Artes, abrirá con La muñeca negra, que marcó los inicios de su incursión profesional sobre las tablas en la década de 1990.

Otros momentos sumarán fragmentos de Parece Blanca, Mar Nuestro,La Lupey Emelina Cundiamor, de mayúscula significación en la carrera de la actriz.

Asimismo se le verá como María Antonia, en solitario y junto a Hilda Oates, legendaria protagonista de la antológica pieza.

Según confesó Monse Duany será una escena que no compartieron en la última puesta vista el pasado 2011 en el capitalino Teatro Mella, 44 años después del suceso que fuera la obra bajo la dirección del desaparecido Roberto Blanco.

Entretanto en el condensado que prepara para los días del 27 al 29, encontrarán además su sitio el cine y la televisión con la presentación del mediometraje Las raíces de mi corazón, así como escenas de Océano, realizada en coproducción con Rusia.

De la televisión se pondrán escenas del dramatizado Reinará la serpiente y momentos del personaje que interpretó en la telenovela La cara oculta de la luna.

Monse Duany adelantó entretanto que la música acompañará la actuación y también tendrá un rol protagónico a partir de las interpretaciones de Alexis Bosh, Jesús Fuentes y Ernán López Nussa.

Por último precisó que en esta nueva etapa de su carrera no sólo se le verá en monólogos, al referirse a la preparación de un próximo título con tres mujeres, del que no avanzó detalles

Al final los saludos de los amigos.

 

 

Anuncios

Francisco Pancho García,Premio Nacional de Teatro 2012

Texto: Mery Delgado  Fotos :Buby

La amplia trayectoria, memorables actuaciones, casi todas devenidas en lauros, la actualización constante en el movimiento escénico y transmisión de su legado pedagógico, fueron algunos de los argumentos del jurado que confirió el Premio Nacional de Teatro 2012 a Francisco –Pancho- García.

Se trata de un reconocimiento muy estimulante, afirmaría el actor mientras aseguró que en su carrera tuvo mucha suerte.

Lo aseveró por ver a grandes actores trabajar, haber aprendido de ellos y de haber sido dirigido después por Vicente y Raquel Revueltas, Berta Martínez, Abelardo Estorino y ahora Carlos Celdrán.

Pancho García considera su profesión necesaria del oficio y la técnica constantes.

No me parece bueno el acomodo. Uno no puede dormirse. Por eso me alegra trabajar con Celdrán, que es transgresor y te violenta todo el tiempo. Y eso es bueno para mí, diría a CMBF, Radio Musical Nacional.

Me considero un luchador que quiere hacer las cosas lo mejor posible para los demás, sobre todo para los jóvenes, pues yo tuve muy buenos maestros, subrayó el nuevo Premio Nacional de Teatro, que recibió el otorgamiento vigente, tras regresar al escenario de Aire Frío, bajo la dirección de Carlos Celdrán, a propósito de los homenajes por el centenario de Virgilio Piñera con que las artes escénicas del país iniciaron el año.

Antes participó en la puesta de Abelardo Estorino, sustituyendo a Paco Salcedo, como el guagüero.

Sin embargo prefiere recordar la primera representación: la emblemática, como calificó la de Verónica, la de Arenal, de Ángel Espasande.

Fue una de las primeras obras que yo vi a los dieciséis años y siempre la tuve muy presente, recordó de Aire Frío a la que dice adorar; porque, además, Virgilio es nuestro mejor dramaturgo.

Celdrán siempre la quiso hacer, y yo siempre le insistía diciéndole: “antes de que me pudra quiero hacer el padre de la familia Romaguera”. Y es que yo sabia, además, que él iba a hacer una puesta inteligente, una puesta contemporánea e iba a demostrar que es un clásico, como lo está haciendo, me parece a mí.

En declaraciones el director de Argos Teatro afirmó que realizaría una mirada actual y cometía varias herejías con el texto de Virgilio Piñera. ¿Cuáles son tus apreciaciones sobre esa afirmación?

Virgilio era un herético. Él estará revolviéndose de gozo porque creo que demuestra que es un clásico. Lo que mantiene su contemporaneidad es el tema, el asunto, la forma.

Celdrán le quita miles de cosas pues ahora no hacen falta tantas palabras para decirlas. Eso ha hecho con Aire Frío. Demuestra que es una familia cubana de todos los tiempos, no de los cuarentas o los cincuentas. 

Es nuestra idiosincrasia,  nuestra forma de ver la vida. 

Esta forma tragicómica de enfrentar los problemas de la familia, y ellos subsisten a través de la historia: la misma carencia, en muchos casos; el hijo que se va; el otro que regresa; el dolor de la partida; el hecho de la familia tan mal llevada y, sin embargo, se adoran. ¡Es muy emocionante!

En todas las puestas que yo he hecho con Celdrán y las que hice antes con Berta Martínez, todas de autores extranjeros, siempre el público ha reaccionado maravillosamente.

Pero a mí me pasa una cosa con las obras cubanas y más con ésta: que el público cubano reacciona a lo cubano, fabulosamente. Yo creo que no hay un público que ame tanto lo suyo como el de nosotros.  ¡No es chovinismo!

Ahora, cuando tú haces la obra, sientes que la puesta  está bien, que hay un nivel actoral, que  Yuliet Cruz hace una Luz Marina magnífica. Pero hay además, en el aplauso, la emoción del público de estar viendo algo suyo, algo esencialmente suyo.

Pancho, ¡querías hacer este personaje!: el padre de familia Romaguera que, además, se ha dicho es una inspiración de la familia de Virgilio Piñera. En este caso, ¿cuáles son los valores de ese padre que tanto añorabas hacer?

Es un personaje muy rico, muy conflictivo y que tiene muchas aristas.

Aparentemente es un hombre duro, cascarrabias, que maltrata a Luz Marina y, sin embargo, no es así. Es un hombre que está desmoralizado; que se siente culpable por no poder mantener esa familia; es un hombre machista que no soporta que Luz Marina lleve las riendas de la casa pero, al mismo tiempo, la adora. Adora a su familia.

Para cualquier actor este personaje es un reto.

El personaje le llegó a Pancho García en el inicio de 2012, un año que se traduce como muy importante, a cinco décadas de su devenir en las tablas; cuando comenzó en 1961 con una obra cubana de José Ramón Brene.

Es una cosa tremenda, ¡maravillosa!, que ahora celebre estos 50 años, de los que me siento muy orgulloso, por permanecer trabajando.

Porque, ¿qué sucede?, a veces los actores cometemos el error de decir “A mí hay que llamarme para trabajar”.

A mí no hay que llamarme para trabajar, yo voy y te digo: ¡Dame trabajo!, porque el tiempo pasa y los personajes se te van de las manos. Y si entonces por orgullo o por vanidad no reclamas, se te va la vida.

Esa misma energía que te llega a los 50 años, ¿cómo la describes?

He tenido muchos problemas de salud. Ahora mismo no veo bien. Por eso, a veces, me quieren llevar, me quieren traer; pero yo digo no, no, no, porque me convierto en una carga y después van a decir: “Pancho no. Porque a Pancho hay que traerlo”.

Y yo quiero venir solo, como yo pueda, para que sepan que puedo seguir activo, que puedo seguir trabajando.

Ivette Cepeda, Cancionera de pura cepa

Texto : Mery Delgado  Fotos : Buby

Con dos conciertos espectaculares concluyó el 2011 la cancionera Ivette Cepeda en el Teatro Mella, quien se mueve en un repertorio de aquellas obras que uno quisiera siempre escuchar , que han trascendido por su belleza ,y que ella las hace suyas sin guardar ninguna referencia.

Es así que nos llegan Pablito, Silvio, Olga Navarro,Raúl Torres,y otros tantos que le han dado gloria en nuestra isla a la canción.

Ivette  Cepeda llega a la escena para defender con toda su energía un género que para muchos estaba en franca decadencia, y para otros, había pasado de moda.Anunció a los amigos su próximo disco, y se despidió entre aplausos y pedidos de muchas canciones que el público conocedor de su repertorio quería escucharle.

Feliz 2012 para Ivette  Cepeda y su Grupo que tan bien la acompaña y la sigue en cada nota.

LA VIRGEN DE LA CARIDAD A SU PASO POR LA HABANA

Texto: Adalys Pérez      Fotos: Buby

Emotivas e inexactas por naturaleza, las instantáneas de su peregrinaje quedan para la Historia.

Fueron estas y otras y otras…más las que la lente no pudo captar allá en lo profundo de los corazones y los pensamientos.

A 400 años de su aparición por la oriental costa, la imagen mambisa de la Virgen de la Caridad aguarda ahora, tras encabezar infatigable “carga” en aras del amor y la unidad, preámbulo necesario para el reverdecer que demanda la nación.

 

 

 

 

Los números de 2011

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un reporte para el año 2011 de este blog.

Aqui es un extracto

Un teleférico de San Francisco puede contener 60 personas. Este blog fue visto por 3.100 veces en 2011. Si el blog fue un teleférico, se necesitarían alrededor de 52 viajes para llevar tantas personas.

Haz click para ver el reporte completo.

A %d blogueros les gusta esto: