Vacaciones con la China

Texto: Isabel Cristina     Fotos:  BUBY

Pude conseguir un lugar en la última excursión organizada por Yara la China, la mejor oferta de este verano en CUC o pesos cubanos. La oferta de Cubalandia excursiones es irresistible, esta vez la coaster climatizada de la China llega hasta la sede del Ciervo Encantado, un sitio turístico por excelencia, puede ser lugar histórico, santuario religioso, campo, playa y ciudad.

Tuve que mover mis influencias por que ya la China estaba cerrando por capacidad, pero en los buenos negocios el cliente siempre tiene prioridad. El transporte me salió en 20 pesitos nada más, ida y vuelta, con una vista panorámica de la calle línea y un poco de brisa dominical.

El hospedaje fue totalmente gratis y para mantener el orden repartieron tiquecitos, la habitación de buena calidad y la atención de primera, por eso no nos molestó estar tan apretaditos.

El paquete incluía aire acondicionado, uñas postizas, reguetón con pista de baile, cascarilla, silicona, foto con flash, cuenta propia y cuentas claras para conservar la amistad.

La excursión de casi una hora suministró a los turistas despelote y reflexión pero lo mejor de Cubalandia fue la recuperación. Nos llevamos a la casa la moneda nacional, esa que nos sobró de lo que no pudimos pagar. El peso convertible convertido en nimiedad. También aprovechamos de esta oferta especial el cambio a uno por uno, salario por necesidad. Nos llenamos los bolsillos de una historia que contar y también nos enteramos del que tiene celular.

Terminamos la excursión más victoriosos y más pujantes, con más ganas de luchar, con nuevos bríos, buena suerte, prosperidad, alegría y mucho más…

Anuncios

Si llueve se moja

Texto:  Isabel Cristina

El patio de los azahares, de la autoría y dirección de Gerardo Fulleda León, es el nuevo estreno de la Compañía Rita Montaner. Inspirada en la obra El Jardín de los cerezos de Antón Chejov, esta versión se traslada de la Rusia de 1904 a la Cuba de 1911.

El autor encuentra las conexiones con el texto ruso y respetando su esencia crea nuevas voces que nos hablan con acento criollo. En la obra está presente el gusto de Fulleda por la historiografía y con el personaje de Erasmo López introduce la temática racial, otra línea que ha caracterizado su escritura durante años.

El mayor desafío de las versiones es hacer propios los delirios de otro autor. Creo que Fulleda consigue dejar la marca de su pluma y trasladar sus desvelos a El patio de los azahares. Sin embargo la puesta en escena no corre la misma buena suerte que el texto.

La escenografía que insinúa un yermo patio colonial constituye un acierto, pero no ocurre lo mismo con el resto de los elementos que contaminan la escena de hastío y poco aportan a la trama. Por su parte el vestuario carece de una unidad visual y resulta difícil en algunos casos leer sobre la textura significados y belleza.

Los personajes de Fulleda llevan más adentro que afuera y sobre todas las cosas tienen la palabra como tribuna. La puesta requiere actores diestros en el decir y contundentes en sus emociones. Es por eso que a la mayoría del elenco le resulta difícil convencer.

Lo más apreciable es el trabajo de Oneida Hernández en el rol protagónico, quien logra encerrar en sus mínimas acciones, en sus ligerísimos cambios de humor, el espíritu de una aristócrata en decadencia. La actriz logra conmover por su veracidad y se convierte indiscutiblemente en el centro de la puesta.

 Con El patio de los azahares Gerardo Fulleda León cumple un viejo deseo y lo hace en un momento de cambios esenciales en una nación que necesita perspectivas renovadas desde el punto de vista social. A pesar de los desvaríos de la puesta en escena, la mayor virtud del director, es reescribir un texto que mucho tiene que decir al cubano de hoy.

Bienvenida a ¨Sexteando con Darío Fo¨

Texto : Isabel Cristina     Fotos:  BUBY

La Sala Adolfo Llauradó acoge al grupo pinareño Teatro de la Utopía con la obra Sexteando con Darío Fo, un espectáculo basado en textos del Premio Nobel de Literatura.

Esta simpática y conocida reflexión sobre el sexo, con versión y puesta en escena de Reynaldo León, causó sensación hace algunos años y se recuerda por un inusitado éxito de público.

Juliet Montes transita por varios personajes entre los que se destacan una italiana, una española y una argentina. Con un elemento de vestuario la actriz introduce a cada una de las mujeres y sostiene sus parlamentos con los artificios de una voz bien entrenada. Se vale de acentos  , tonos, jergas y nos habla  del sexo en todos los idiomas.

La versatilidad de su cuerpo completa una caracterización que se basa fundamental- mente en las excelentes condiciones de la actriz., pues aún cuando la escenografía y el vestuario no provocan entusiasmo, la conversación de las féminas con el público se hace cada vez más deliciosa.

El carisma de la actriz hace posible una hora de diversión y diálogo directo con el espectador. Su naturalidad y frescura crean en la sala un ambiente de confianza, y los temas más atrevidos son manejados sin tapujos ni prejuicios.

Lo que más me impresiona de Sexteando con Darío Fo es que está exenta de vulgaridades  , la charla aunque picante está matizada con buen gusto y elegancia.

Demos la bienvenida nuevamente a Sexteando con Darío Fo una muy buena opción para comenzar el verano.

¡Asere, qué bolá!

Texto: Mery Delgado      Fotos:  BUBY

Un personaje estrafalario irrumpía al grupo que esperábamos la entrada a la sede de El Ciervo Encantado en Quinta y D. Se suponía que veríamos el estreno de Cubalandia, un performance escrito y actuado por Mariela Brito.

El  grito de: ¡ Asere qué bolá! ,  nos sacó de la quietud y Yara  La China , con su maleta de negocios, sus uñas largas y rojas, su short corto hasta el ombligo y su rostro sobre maquillado , nos arrastraba hacia el interior de la sala donde continuaría la provocación.

Ya  este personaje tuvo una primera intervención durante la Feria Internacional del Libro, nos confesaba Mariela, y ahora sólo ha cambiado las licencias de cuentapropista.

Cumpliendo con las características del perfomance, Yara se mantiene en un espacio que usa para su representación y monta su espectáculo a partir del diálogo con el espectador,  dejando ver un personaje de los que tanto abundan en cualquier parte, vulgar, chabacano, síntesis de la chatarra cultural; con  una vestimenta y vocabulario de mal gusto hasta hacerse acompañar de la peor música que oídos humanos puedan escuchar, el reguetón,  que tanto lacera y agrede al cubano en estos tiempos.

Mariela se hace acompañar en su perfomance en escena,  como ella misma lo ha definido,  de una propaganda política, un telón que exhibe la obra Doble Moneda de Lazaro Saavedra y una figura religiosa ;  con estos tres elementos entra en diálogo y provoca el intercambio y la atención total.

Sus objetivos iniciales son cumplidos: motivar a la risa desde la crítica y la reflexión a tantos de los personajes que como Yara La China pululan en nuestra sociedad.

Yara La China provoca al público desde su entrada.

Doble Moneda de Lázaro Saavedra como telón de fondo

El celular como elemento escénico

El baile grotesco y sensual ¨adornan¨ a su personaje.

Jerry acudió solícito y salió trasquilado

Yara La China se despide llevándose los aplausos.

 

A %d blogueros les gusta esto: