Fabiana Cozza cautiva al público habanero con las canciones de Bola de Nieve

Por Mery Delgado

La cantante brasileña Fabiana Cozza dos Santos, vino invitada a la Fiesta del Tambor en La Habana, dedicada en esta edición a Brasil.
Por primera vez la vimos en un programa concierto en el Teatro Mella, donde alternó con otros coterráneos, pero en sus tres o cuatro canciones ya presentó cartas credenciales que le ganarían la admiración y el aplauso del público. Dejaba así las expectativas creadas para el Concierto Homenaje a Ignacio Villa (Bola de Nieve), que ofrecería el sábado pasado bajo el nombre de Ay, amor, una de las canciones más bellas del autor cubano, en el teatro del Museo de bellas Artes.
Con el pianista cubano radicado en Brasil, José Cisneros, se presentó descalza como la primera vez. Es como si su voz, su energía en el escenario, la tomara directamente de la tierra.
Fabiana Cozza es una cantante completa, actúa, baila, canta y le pone corazón a todo lo que interpreta.
Este trabajo con las canciones del Bola se preparó hace tres años en su país. Recoge quizás , las mejores , las más auténticas, las que más le permitieron alternar poesía y música.
Desgranó junto a su colosal pianista guantanamero cada canción , como si en ello le fuera la vida frente a un público conocedor y cubano por demás.
1. Cancion de la barca
2. No me comprendes
3. No me platiques
4. Vete de mi
5. Alma mía
6. Es tan difícil
7. No quiero que me odies
8. Devuélveme mis besos
9. Mesiè Julian
10.Tata cañengue
11. Babalù
12. Ay, amor
13. Be careful, it`s my heart
14.La vie en rose
Hasta cerrar con No puedo ser feliz . El público se levantó y la ovacionó durante varios minutos.
Fabiana dijo en algún momento que el Bola cantaba con el corazón en su boca, ella hizo lo mismo y más. Quería y tenía muchos deseos de compartir este trabajo con los habitantes de La Habana – dijo emocionada.
Allí estaba junto a Miguel Barnet, Presidente de la UNEAC, Raquel la hermana del Bola, una señora mayor, con una sonrisa de premio y muchos, muchos aplausos para la diva brasileña en agradecimiento al homenaje a su hermano.
Fabiana Cozza y Pepe Cisneros, dejan una huella imborrable en la capital, y ojalá ese video que vimos filmar durante todo el concierto, llegue pronto a nuestros televisores. Sería un regalo para guardar.

En su página de Facebook escribió este día: ” No he encontrado ni una palabra que explique lo que pasó anoche en el teatro bellas artes en la Habana. Llevo horas despierta y no sé qué escribir exactamente…
Quizás, la única certeza que tengo se refiere a mis opciones – intuitivas y por eso cerca del corazón. Ellas guían mi camino artístico y renuevan mi amor, dedicación y honestidad al oficio que elegí.
Ir a Cuba me llevó dentro del corazón de mucha gente que, como yo, ama la bola de nieve. Mi mundo creció.
En este video, al final del show, saludo a la señora Raquel (87 años), hermana más joven de Ignacio Villa (bola) que me lleva a las lágrimas una vez más
Mi nueva casa ahora se llama Cuba”.

Anuncios

Concluye novena Semana de Teatro alemán en La Habana.

Hans Thies Lehmann junto a Desiderio  Navarro

Por Mery Delgado

La novena Semana de #Teatro #Alemán concluyó este domingo en la capital. Muchos de los que hemos seguido cada jornada coincidimos en afirmar que esta edición ha sido una de las más fecundas en todos los aspectos.
Sus organizadores: el Goethe Institut, la Fundación Ludwig de Cuba, la Casa Editorial Tablas Alarcos, el Consejo Nacional de las Artes Escénicas y la Embajada de la República Federal de Alemania, lograron una selección muy balanceada entre lo teórico y lo práctico.
En lo teórico sobresalió el ciclo de conferencias del teatrólogo alemán Hans Thies Lehmann sobre el Teatro Postdramático. Sus postulados no solo iluminaron zonas diferentes de la crítica teatral, sino que sirvieron en gran medida para pensar de un modo diferente los problemas teatrales y las nuevas formas de esta expresión escénica.
Asimismo la teoría ocupó por primera vez un taller de docudrama a cargo de la dramaturga alemana Sarah Israel, con resultados elogiados por sus propios colegas y los participantes inscriptos al mismo.
Los paneles contribuyeron a acercar más la teoría a la práctica teatral. El primero dedicado a la producción cubano-alemana El mal gusto, que escrita por dos dramaturgos del patio: Rogelio Orizondo y Marcos Díaz fue dirigida por el teatrólogo germano y director independiente Morizt Schonecker.
Un proceso que comenzó en Alemania, ahora tuvo su preestreno en La Habana con mucho éxito, y viajará el año que viene de nuevo a la ciudad que le dio origen al texto.
El segundo panel que cerró las actividades teóricas se denominó: ¿Hacia dónde va el Teatro? Una mesa de lujo si tenemos en cuenta a los ponentes: el teatrologo Hans Thies Lehmann, el crítico Jurgen Berger, el dramaturgo Roland Schimmelpfennig , el director de Argos Teatro Carlos Celdrán y el Presidente de la Asociación de críticos cubanos Jaime Gómez Triana, y como moderador: el dramaturgo Reynaldo Montero, organizador en la Isla de estos encuentros.
“Por todo lo alto” sería una frase hecha muy bien utilizada en este caso, pues así cerró esta jornada de sábado el diálogo teatral que subió la parada a todo lo anterior y expuso ante el auditorio una serie de ideas sobre el teatro actual y de futuro, cómo imaginarlo y en qué contexto, cómo dialogar con la realidad y hacerlo atractivo para el espectador, cómo seguir cautivando a las multitudes, cómo no dejarlo morir.
Tres estrenos y dos reposiciones completaron el programa que siempre contó con la participación de un público formado después de ocho ediciones, el cual busca ser sorprendido ante una nueva jornada alemana.
El saldo fue más que positivo y la avidez en alguna medida satisfecha. El intercambio de saberes desde realidades tan diversas se cumplió y esa fue su mayor ganancia.

Delirio Piñeriano en La Habana

Texto: Mery Delgado

El Coloquio Internacional Piñera tal cual, convocado por varias instituciones cubanas a propósito del centenario de Virgilio Piñera concluyó este 22 de junio, después de cuatro días de intensas sesiones teóricas en el Aula Magna del Colegio Universitario San Gerónimo de la Habana.

Ocho ponencias expuestas cada día, la develación de una tarja en Gervasio 121, inmueble donde el versátil autor escribiera sus Cuentos fríos y una entrega de la Revista Matanzas con el número que dedicara a la efeméride, integraron el programa final.

De “excepcional” calificó el Premio Nacional de Literatura Antón Arrufat al Coloquio piñeriano, al clausurar el encuentro que reunió a cerca de 40 estudiosos, académicos, traductores e interesados en acercarse y desentrañar la escritura del homenajeado.

El Presidente de la Comisión del Centenario argumentó su aseveración con la permanencia de los participantes, la variedad de las ponencias y la multiplicidad de interpretaciones de la gran obra de Virgilio Piñera.

Asimismo confesó que, mientras en el Coloquio se iban abordando algunos aspectos de la obra piñeriana, a medida que esta se esclarecía; se iba haciendo más enigmática, más rica y dúctil, más hacia el porvenir.

Arrufat agradeció a los participantes extranjeros y nacionales la respuesta a la convocatoria y tuvo palabras de elogio para aquellos que no pudieron asistir y para quienes, en ausencia, hicieron llegar sus trabajos.

Como dijera el investigador Jaime Gómez Triana en la última intervención académica de la cita: En la Cuba actual la obra de Piñera es más necesaria que nunca.

Hagamos de este jubileo, una conmemoración permanente.

Memorias Piñera tal cual

Thomas F. Anderson (Universidad Notre Dame, EE.UU. ) ¨Mi amigo Humberto¨.

Por qué este acercamiento a V.P?

Creo que la primera vez que leí un texto de VP fue cuando estaba tratando de terminar la maestría en la Universidad de Pensilvania, en Filadelfia.
El director de mi tesis me preguntó si yo había leído algo de este cubano y le dije “no, no lo conozco”.
Entonces me regaló un ejemplar de Los cuentos fríos. Quedé impresionadísimo. Ese mismo año supe que en la Universidad de Princeton existe una selección de sus papeles, más que nada de las cartas, que es el tema que abordé en el Coloquio.
Esas cartas fueron una de las primeras obras de V. que yo leí y me impresioné mucho por su contenido biográfico, personal; pero también por sus comentarios sobre la historia y la literatura.
Así, poco a poco, a medida en que me iba leyendo la obra de VP , me fui dando cuenta de que estamos ante uno de los grandes autores de América Latina que por razones que ya todo el mundo entiende fue olvidado.
A esas alturas me sentía casi obligado a rescatarlo, por lo menos para una audiencia en inglés.
Publiqué Todo en su lugar: la vida y la obra de Virgilio Piñera (Bucknell University Press, 2006). Ha tenido cierto impacto, pero todavía es un escritor desconocido en los Estados Unidos, fundamentalmente porque sus traducciones fueron hechas en ediciones muy pequeñas, muy reducidas.
Pero siempre que conozco a alguien que ha leído la obra de Virgilio es lo mismo, está muy impresionado. Es como otro Borges, otro gran autor de América Latina.
En el Coloquio hablé de la cuestión de sus traducciones precisamente porque creo que su vida o por lo menos su reputación literaria podía haber sido muy diferente.

En los años 60 había mucho interés en él , en Italia, en Francia, en Estados Unidos. Imagínese si hubiera salido un libro suyo en inglés en Nueva York en 65.

Además del de Piñera, el año pasado salió otro libro mío que es un Estudio de Imágenes del Carnaval cubano en la poesía del afrocubanismo. (Carnaval e Identidad Nacional en la poesía de afrocubanismo (2011) y tiene capítulos sobre Nicolás Guillén, Alejo Carpentier, José Zacarías Tallet y Felix B.Caignet , entre otros.
El libro ha tenido un impacto bastante grande en los Estados Unidos en cuanto a como yo me aproximo al afrocubanismo, que es un fenómeno cultural, social, que se ha estudiado mucho; pero mi estudio viene desde otra perspectiva y es precisamente como estos autores se aprovecharon de imágenes del carnaval para expresar varios aspectos de la identidad nacional.

Ahora estoy terminando un tercer libro que se centrará en las representaciones de los Estados Unidos en la literatura de Cuba, Puerto Rico, y República Dominicana.

Para mí fue un honor ser invitado por Antón Arrufat. He estado con anterioridad en Cuba para hacer mis investigaciones, pero poder hablar y conocer a todos estos expertos en la obra de VP es un verdadero placer y me alegro mucho de que ya en Cuba se le reconozca. Él es un gran autor cubano.

‘’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’.

Alberto Garrandés. ¨Un paseo por la mina¨

Qué aproximación haces a la obra de VP?

Una descripción analítica de una novela poco leída y asimismo poco tratada por los académicos y críticos de Piñera. Es su tercera novela Presiones y diamantes que se publicó en el año 67.
Aún cuando es una novela muy breve creo que se adelanta a muchísimas cosas de la escritura de ficción y la escritura experimental.
Por ejemplo: es una novela distópica. Se opone a las líneas habituales de lo que es la novela utópica.
Es anticanónica por su estructura, por sus personajes y también, incluso, admite una lectura en clave de ciencia ficción. En clave, por supuesto, del absurdo.
Siempre me ha llamado la atención lo que sucede en ese libro (…)
Es cierto que la obra de Piñera que es tan multifacética, tiene zonas más atractivas como el teatro, la poesía o la cuentística.
Dentro de las novelas posiblemente la menos atractiva sea esta, y yo dije: Bueno, creo que es Presiones y diamantes lo que voy a proponerles a mi auditorio .

Antón dijo que este homenaje por el Centenario era una especie de culminación. Para mí -que soy crítico, ensayista, sobretodo lector de Piñera- es un momento más de mi vida con su obra, que ya tiene unos cuantos años.
Escribí un libro sobre su poética, sobre su narrativa y después he escrito otros ensayos. De manera que seguiré acercándome sobretodo a su narrativa, que es lo que más me interesa.

Por qué te interesó V.P.?

Me interesó porque desde que publicó sus primeros trabajos literarios, Las furias, me di cuenta de que había una vocación, una especie de empecinamiento en producir una escritura alternativa diferente que se ha opuesto desde entonces a todas las corrientes principales por las que ha pasado la literatura cubana.
Es distinto en la poesía, es distinto en el teatro. Tanto así, que
fundó el teatro moderno en Cuba. Es distinto en los cuentos.
Escribió novelas que no han vuelto a repetirse ni siquiera de cerca, ni de lejos. Es un hombre totalmente inusual, una especie de aerolito.

He notado en todos los entrevistados una especie de pasión por la obra de V.P, una fascinación. En ti cómo funciona?

El momento más cálido, más estremecedor y más provechoso de mi diálogo con Piñera es la lectura de sus textos.
Escribir por supuesto que es entusiasmante, pero leerlo es una experiencia insustituible
.

‘’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’

Virgilio y una campesina noruega. Reflexiones de su traductora. Así tituló Tove Bakke su ponencia al Coloquio Internacional Piñera tal cual que en días pasados reunió a estudiosos en el Colegio Universitario San Gerónimo de la Habana.

Hija de pequeños campesinos, Tove llegó a la obra de Virgilio por casualidad en una visita de vacaciones a la isla en 1999.
Buscando textos de Federico García Lorca, de quien es también traductora, un librero de la Plaza de Armas le señaló a Virgilio Piñera entre sus estantes y le dijo imperativo “Tiene que traducir a Virgilio”.
Ella le preguntó si era un amigo de él. Él se puso a darle una conferencia personal de cuatro horas sobre el autor cubano. Fue tan vehemente que ella quedó conmovida.

Vino en el año 2000. Regresó con su esposo para ver quién era este autor y estuvo tres meses. En ese tiempo pudo ver dos veces la obra Electra Garrigó en el Teatro Nacional y quedó más impresionada aún.
Así quedó decidida a comenzar a traducir por lo que pudiera ser más asequible para el público noruego y eligió La isla en peso.
Ella sabía que la Cuba lejana y su dramaturgo mayor tenían que abrirse paso poco a poco. Nadie los conocía y la referencia era casi nula.

Entonces en 2004 tradujo una selección de Los cuentos fríos, pero como no era la totalidad lo llamó Fríamente contado y fue igual su suerte: un libro lindo en la biblioteca, la gente que lo leía muy contenta , la crítica también y el público igual pero nadie me pedía teatro. Entonces lo dejó descansar hasta ahora 2012, Año de su Centenario. .

Por fin en enero la llamaron de Bergen para preguntarle si podía traducir una pieza teatral de Virgilio. Dijo:cuál? La que quiera.
Pero no podía. Sus manos que padecían de tendinitis desde hacía seis meses, se lo impedían, justo en ese instante.
Me vino entonces la idea de que una persona podía escribir en la computadora y yo dictarle la traducción , me contaba.
Para cumplir la encomienda acudió a una secretaria de 66 años que se había quedado sin trabajo y le faltaba poco tiempo para jubilarse. Eso fue en abril de este año y en mayo ya tenía listo Dos viejos pánicos, de la cual solo había una versión traducida en la Radio de Dinamarca.

Para el grupo de esa ciudad noruega el éxito virgiliano fue total y ahora quieren más. Tove desea ahora detenerse en Jesús.
El conocimiento de la traductora inglesa Katherine Eaton , que ya tiene un doctorado sobre Virgilio Piñera y cerca de diez obras traducidas, la ayudará a llevar más fácilmente esos textos al idioma de su país y sumarse así a la guerrilla de traductores de Virgilio.

Y qué ha encontrado usted en este dialogar con Virgilio Piñera?

Mucho humor, del que no hablan lo suficiente .Humor negro e ironía, eso es característico de mi tierra, de la costa oeste de Noruega. Somos así, hablamos así.

Vengo a Cuba porque me gustan los cubanos. Tuve también el privilegio de conocer a Johny Ibáñez amigo de Virgilio en la Ciudad Celeste. Estar en ese jardín es increíble, Hablar con él .Conversaciones que duraron más de diez años.
Un hombre con una sensibilidad enorme. Una mente muy interesante y que conoció a VP personalmente. Así conocí a otras personas y a través de su poesía me he ligado mucho más a Cuba
.

He traducido a Gabriela Mistral y, sin embargo, eso no ha pasado nunca.
‘’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’

Alán West-Durán (Universidad de Northeastern,Estados Unidos) Werner Herzog, lector de Virgilio.

Hace unos meses estaba viendo películas de Herzog ,mi hermano vino a visitarme y nos pusimos a ver algunas de sus nuevas películas. Llegó la invitación para este Coloquio y entonces me puse a pensar que las películas de Herzog me estaban despertando las mismas sensaciones que la obra de Virgilio. Habrá una conexión?

Entonces empecé a meditarlo y a compararlo y vi elementos comunes. Cómo ven al ser humano, cómo el ser humano se ve tan chiquito hacia cosas que son muchas más grandes. En el caso de Herzog, la naturaleza; en Virgilio, quizás la sociedad y las instituciones y entonces empezó por ese proceso.

Asimismo empecé a ver situaciones, personajes que podían ser de uno u otro. Esto podía haberse sacado de tal cuento y así encontré las semejanzas. “Armé el muñeco”, como decimos. Así fue el acercamiento.

Soy nacido en Cuba. Me fui a los 8 años y me crié en Puerto Rico. Siempre me interesó la literatura, soy poeta y por supuesto la literatura cubana siempre fue algo que me atrajo porque es muy rica.
Al principio me gustaban Lezama, Carpentier; pero entonces me topé con Virgilio, cosa que fue confirmado más aún cuando conocí en el 80 a José Rodríguez Feo , justo cuando estaba pasando lo del Mariel .

Y cuando por fin vine a Cuba en el 84 pasé un largo rato con él y entonces empezó la conversación sobre Virgilio .En esa época tenía pendiente mi tesis pues había dejado los estudios y en ese diálogo con Pepe le pregunté “y quien ha escrito sobre Virgilio? Todo el mundo Lezama, Carpentier, los grandes autores, muy bien no? Y Virgilio qué?

Y así empezó esa pasión .El tema de mi tesis fue VP. La redención ética del fracaso. Pues creo que en ese momento nadie estaba enfocando a Virgilio como un pensador ético y eso me atrajo. Ahora sí.

La repercusión fue muy buena. Me acabo de encontrar en este Coloquio con alguien que me dijo “como logro obtener una copia de tu tesis, la leí hace algunos años”. Así ha circulado clandestinamente.
Creo que al fin se podrá hacer una traducción y se publique acá en Cuba. Me gustaría que eso ocurriera, aunque eso lo escribí hace tiempo y tendría que actualizarlo.

Y has vuelto sobre la obra de VP en estos años?

Ha sido muy recién de nuevo con esta conferencia. Habrá otra en la Florida que va a enfatizar en su teatro y entonces ahí voy a presentar una ponencia sobre Los siervos . Una obra muy controversial porque mi tesis trató nada más de la ficción, salvo Los siervos que lo analicé en conjunto con un cuento que se llama El muñeco. Ahora voy a explorar un poco más el teatro . Es que él es un mundo.

Qué elementos son los que te atraen más de VP?

Su honestidad. Esa habilidad que él tiene de analizar las situaciones con una valentía tremenda. Sus personajes tenían miedo; pero en su literatura, en poder expresarlo, él no tenía ninguno.
Creo que esa gran honestidad, esa postura. Nosotros los cubanos tendemos a hacer las cosas grandiosas y él desinfla eso de una manera
muy cómica y muy sana.
Su sentido del humor .Esa forma que él tiene de captar el mundo cotidiano cubano y darle otro giro.

Impresiones del Coloquio Internacional Piñera tal cual?

Creo que ha sido extraordinario .Cuando empecé a investigar sobre Virgilio nunca me hubiera imaginado que en su Centenario habría algo como esto ocurriendo.
Me alegra mucho. Mejor tarde que nunca.
Ha habido ponencias muy interesantes, puntos de vista sobre la obra de Piñera que a mi me fascinan porque yo no lo he podido examinar todo. A mi me nutre.

Ha sido bonito también reencontrarme con los amigos, con Antón que hace tiempo no hemos compartido mucho.

Te vas feliz?

Me voy muy feliz. Pero yo siempre me voy feliz de Cuba.

‘’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’

Milda Zilinscaite(Lituania).¨ Gombrowicz y Piñera, jefes del ferdydurkismo sudamericano¨

Con tan solo 28 años, Milda Zilinscaite , estudiante lituana de Literatura Comparada en la Universidad de California , en los Estados Unidos , es quizás la ponente más joven de las que ha transitado por Piñera tal cual en estos cuatro días de jornada en el Colegio San Gerónimo de la Habana ..

Su miedo escénico muy visible, no le impide subirse al podio y defender sus criterios sobre la amistad de Witold Gombrovich y Virgilio Piñera, objeto de una tesis que está escribiendo en este período.
Justo cuando la novela Ferdydurke del autor polaco se daba a conocer en Argentina, allá por el año 1947, gracias a la colaboración de muchos cubanos con Virgilio al frente, Gombrovich reconocía al autor de La carne de Renné y lo declaraba en tono de admiración y amistad sincera “Jefe del Ferdydurkismo sudamericano” .

Sobretodo por esa amistad llegó Milda a la figura de Piñera, que como ella misma confiesa, se dijo en ese momento, quién es? , por qué en mi país no se conoce? Y como hablo español empecé a leer su obra, me encantó y me dije, necesito seguir.

De Piñera le atrajo su humor tragicómico y también el idioma aunque no entiende toda la jerga cubana todavía pero me atrevo con ella que es tan sencilla y realista que te agarra.

Su tesis sobre esta trascendente amistad entre dos grandes de la literatura polaca y cubana se ha visto enriquecida con el Coloquio Piñera tal cual, como ella misma lo evalúa.
¨Ha significado todo porque en Europa he podido acceder a muy pocas cosas. En los Estados Unidos había encontrado algunas .Acá cada persona con quien hablo me da más información.
Sin este Coloquio no creo que hubiera podido adelantarme. Es mucha suerte que lo estudio ahora en su Centenario y no cinco años después .Me siento muy afortunada
¨.

Milda está feliz, los aplausos al terminar su exposición la toman por asalto y su menuda figura se pierde entre los abrazos.
‘’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’’

Catherine Eaton(Central School of Speech and Drama,Inglaterra)¨Poquitos de Piñera. Cómo lo traduje para la escena inglesa¨

Acabo de recibir mi doctorado en la obra de Virgilio Piñera. Estoy haciendo actualmente algunas traducciones de su obra de teatro. Ya tengo diez en total y la más reciente es Dos viejos pánicos, que estamos tratando de ponerla en la escena londinense.

Cúales son las obras que has traducido?

La boda, Electra Garrigó ,El flaco y el gordo y Siempre se olvida algo. Hemos hecho también Los Poquitos de Piñera que recoge una muestras de sus obras como : Jesús, Falsa Alarma y Siempre se olvida algo, entre otras.

El público británico no conoce la obra de él por falta de traducción y como yo estaba trabajando sobre sus obras por el doctorado he estado ocupada con actores , directores y hemos hecho un pequeño grupo de aficionados a Piñera para investigar sus obras.
La vía de la traducción es muy buena como exploración de qué es la obra , qué es el dramaturgo, qué está haciendo . Aún continúo investigando, pues esto es un largo proceso como rica es su obra
.

Qué tiempo llevas dedicada a la obra de VP?

Básicamente conocí su obra en Cuba en 1997.Yo vi la puesta en escena de Raúl Martín y Teatro de la Luna en La boda y eso me inspiró a traducirla para la escena inglesa. Entonces hice como una maestría en la traducción literaria y como parte de ella empecé a traducir Dos viejos pánicos y cinco años del doctorado .Llevo mucho tiempo y pienso continuar.

Qué encontraste en V.P que te fascinó de esa manera?

Esa sensación del mundo al revés .El humor irónico, el choteo cubano, su sátira, su parodia, lo grotesco, el absurdo; todo eso que la gente entiende tan bien.
Eso es algo que los británicos de alguna manera tenemos en nuestra vida. Su facilidad con el lenguaje, el juego de palabras y también su conocimiento del teatro
.

Alguien me decía que entraste a la traducción desde la actuación?

Antes era actriz, por eso decidí traducir sus obras de teatro. Yo no puedo traducir su poesía, sus novelas y sus cuentos.

De alguna manera los personajes de Virgilio también te han conmovido no?

Ah, sí.! Ël escribe muy bien para las actrices. Clitemnestra, Electra Garrigó y también en piezas menos conocidas como El no, son un regalo para una actriz. Hasta en obras como Siempre se olvida algo, los personajes femeninos son un delirio artístico.

Y como traductora, me puedes valorar cómo ha sido recibido V.P?

Hemos hecho encuestas y es interesante. La gente entiende su obra. A veces quedan un poquitos desconcertados pero eso para mí es una cosa virgiliana.
Como traductora trato de no traducir las cosas difíciles de su obra porque es como si el quisiera hacer al público pensar sobre si mismo, pero básicamente la gente entiende..

Qué sientes tú como defensora de su obra ante otros públicos?

Es un poquito piñeriano convertirlo en la labor de mi vida y como él tenía tanto interés de ver sus obras en la escena.
Tenía muchas obras engavetadas y yo como viviendo una vida paralela: Tengo muchas traducciones y montajes engavetados también .
Estoy en este trabajo que me puede durar mucho más tiempo que vida
porque creo que él debe estar puesto en la escena. Es un dramaturgo importante.
En Inglaterra tenemos a Pinter, a Beckett y este es el nombre que falta entre los dramaturgos del Siglo 20.

Y que ha significado para ti compartir en este coloquio con otros colegas virgilianos?

Esto ha sido una maravilla. Es como reunir a todas las personalidades que saben de él. Sin dudas es un delirio piñeriano.

Exclusivo Festejo de 15 tuvo El Ciervo Encantado

Texto: Mery Delgado     Fotos : BUBY

El Ciervo Encantado celebró este miércoles 22 de febrero sus quince años de creado en el corazón del Vedado capitalino.

Comenzaron con un perfomance en su sede de El ciervo Encantado en Quinta y D protagonizado por su propia directora Nelda Castillo ,acompañada por los percusionistas de Ban Ra Rá , agrupación folclórica que se sumó al jubileo. El espacio resultó pequeño para el entusiasmo de sus seguidores .

Posteriormente en procesión salió la compañía a ritmo de conga con la Virgen que identifica Visiones de la Cubanosofía(obra emblemática del grupo) para recorrer las calles aledañas y llegar a la Galería Raúl Oliva donde quedó inaugurada la exposición ¨A la eterna Memoria¨.

Las imágenes a continuación grafican este significativo festejo.

El Chivo saludó los 15 de El Ciervo Encantado.
Ban Ra Rá se sumó al jubileo

Nelda y Mariela felices junto a su público que los admira y quiere
Beatriz Viñas encabezaba la procesión para ayudar al tránsito
Entrada al Complejo Cultural Bertolt Brecht
Imágenes de la exposición.
Así quedaba expuesta la imagen dentro de la galería

 

 

Concluye funciones Nuestro Pueblito

Texto : Isabel Cristina    Fotos :BUBY

 

Termina sus funciones esta semana la puesta en escena Nuestro Pueblito , un texto de Thorton Wilder  con dirección de Juan Carlos Cremata y el Grupo El Ingenio.

Tras la geografía interna de un pueblo pequeño, se asoma una historia de amor que el espectador descubre entre una buena dosis de humor, sátira, tintes farsescos, costumbristas y melodramáticos ,recursos que son engarzados de tal forma , que el espectador advierte una amalgama de géneros  y tonos de actuación.

La puesta seduce por el carácter interactivo del espacio dramático, el cual extiende sus fronteras hasta la platea , el paso de gato,  y el lobby del Brecht.

El diseño de luces de Roberto González sorprende por su fantasía y su protagonismo en la obra. Además de iluminar el escenario y crear ambientes, la luz puede entenderse en este espectáculo, casi como recurso escenográfico, pues incide sobre el espacio creando la ilusión de texturas y formas que la pupila del espectador  percibe con agrado.

Nuestro Pueblito está dividido en dos actos, que si bien están separados por sólo diez minutos, la distancia entre ellos se hace enorme en la medida que transcurre la segunda mitad de la obra. Cremata construye la primera parte de su espectáculo de una forma irreverente, desenfadada, y se asume conscientemente creo yo, un tono demostrativo y burlesco que es afianzado por los efectos de sonido y las pautas actorales.

Luego de los minutos iniciales del segundo acto , con la muerte de la protagonista, la puesta se torna oscura y adquiere un tono tremendista que a veces raya en lo patético.

El director de Nuestro Pueblito, va a los extremos .Contrapone el desparpajo a un marcado trascendentalismo. Yaité Ruiz en el personaje de Emily transita de la niña enamorada a un ser enloquecido y resquebrajado por los recuerdos. Raysel Cruz , como maestro de ceremonias, es obligado a contar la historia de otra manera , ya no sarcástica y trepidante , más bien pausada y con un soplo de congoja en su hablar.

Ya termina sus funciones el Grupo El Ingenio con Nuestro Pueblito, un espectáculo que solo  recomiendo a los amantes del teatro de Juan Carlos Cremata, un director con más imaginación que mesura.

 

 

 

 

 

 

 

 

Francisco Pancho García,Premio Nacional de Teatro 2012

Texto: Mery Delgado  Fotos :Buby

La amplia trayectoria, memorables actuaciones, casi todas devenidas en lauros, la actualización constante en el movimiento escénico y transmisión de su legado pedagógico, fueron algunos de los argumentos del jurado que confirió el Premio Nacional de Teatro 2012 a Francisco –Pancho- García.

Se trata de un reconocimiento muy estimulante, afirmaría el actor mientras aseguró que en su carrera tuvo mucha suerte.

Lo aseveró por ver a grandes actores trabajar, haber aprendido de ellos y de haber sido dirigido después por Vicente y Raquel Revueltas, Berta Martínez, Abelardo Estorino y ahora Carlos Celdrán.

Pancho García considera su profesión necesaria del oficio y la técnica constantes.

No me parece bueno el acomodo. Uno no puede dormirse. Por eso me alegra trabajar con Celdrán, que es transgresor y te violenta todo el tiempo. Y eso es bueno para mí, diría a CMBF, Radio Musical Nacional.

Me considero un luchador que quiere hacer las cosas lo mejor posible para los demás, sobre todo para los jóvenes, pues yo tuve muy buenos maestros, subrayó el nuevo Premio Nacional de Teatro, que recibió el otorgamiento vigente, tras regresar al escenario de Aire Frío, bajo la dirección de Carlos Celdrán, a propósito de los homenajes por el centenario de Virgilio Piñera con que las artes escénicas del país iniciaron el año.

Antes participó en la puesta de Abelardo Estorino, sustituyendo a Paco Salcedo, como el guagüero.

Sin embargo prefiere recordar la primera representación: la emblemática, como calificó la de Verónica, la de Arenal, de Ángel Espasande.

Fue una de las primeras obras que yo vi a los dieciséis años y siempre la tuve muy presente, recordó de Aire Frío a la que dice adorar; porque, además, Virgilio es nuestro mejor dramaturgo.

Celdrán siempre la quiso hacer, y yo siempre le insistía diciéndole: “antes de que me pudra quiero hacer el padre de la familia Romaguera”. Y es que yo sabia, además, que él iba a hacer una puesta inteligente, una puesta contemporánea e iba a demostrar que es un clásico, como lo está haciendo, me parece a mí.

En declaraciones el director de Argos Teatro afirmó que realizaría una mirada actual y cometía varias herejías con el texto de Virgilio Piñera. ¿Cuáles son tus apreciaciones sobre esa afirmación?

Virgilio era un herético. Él estará revolviéndose de gozo porque creo que demuestra que es un clásico. Lo que mantiene su contemporaneidad es el tema, el asunto, la forma.

Celdrán le quita miles de cosas pues ahora no hacen falta tantas palabras para decirlas. Eso ha hecho con Aire Frío. Demuestra que es una familia cubana de todos los tiempos, no de los cuarentas o los cincuentas. 

Es nuestra idiosincrasia,  nuestra forma de ver la vida. 

Esta forma tragicómica de enfrentar los problemas de la familia, y ellos subsisten a través de la historia: la misma carencia, en muchos casos; el hijo que se va; el otro que regresa; el dolor de la partida; el hecho de la familia tan mal llevada y, sin embargo, se adoran. ¡Es muy emocionante!

En todas las puestas que yo he hecho con Celdrán y las que hice antes con Berta Martínez, todas de autores extranjeros, siempre el público ha reaccionado maravillosamente.

Pero a mí me pasa una cosa con las obras cubanas y más con ésta: que el público cubano reacciona a lo cubano, fabulosamente. Yo creo que no hay un público que ame tanto lo suyo como el de nosotros.  ¡No es chovinismo!

Ahora, cuando tú haces la obra, sientes que la puesta  está bien, que hay un nivel actoral, que  Yuliet Cruz hace una Luz Marina magnífica. Pero hay además, en el aplauso, la emoción del público de estar viendo algo suyo, algo esencialmente suyo.

Pancho, ¡querías hacer este personaje!: el padre de familia Romaguera que, además, se ha dicho es una inspiración de la familia de Virgilio Piñera. En este caso, ¿cuáles son los valores de ese padre que tanto añorabas hacer?

Es un personaje muy rico, muy conflictivo y que tiene muchas aristas.

Aparentemente es un hombre duro, cascarrabias, que maltrata a Luz Marina y, sin embargo, no es así. Es un hombre que está desmoralizado; que se siente culpable por no poder mantener esa familia; es un hombre machista que no soporta que Luz Marina lleve las riendas de la casa pero, al mismo tiempo, la adora. Adora a su familia.

Para cualquier actor este personaje es un reto.

El personaje le llegó a Pancho García en el inicio de 2012, un año que se traduce como muy importante, a cinco décadas de su devenir en las tablas; cuando comenzó en 1961 con una obra cubana de José Ramón Brene.

Es una cosa tremenda, ¡maravillosa!, que ahora celebre estos 50 años, de los que me siento muy orgulloso, por permanecer trabajando.

Porque, ¿qué sucede?, a veces los actores cometemos el error de decir “A mí hay que llamarme para trabajar”.

A mí no hay que llamarme para trabajar, yo voy y te digo: ¡Dame trabajo!, porque el tiempo pasa y los personajes se te van de las manos. Y si entonces por orgullo o por vanidad no reclamas, se te va la vida.

Esa misma energía que te llega a los 50 años, ¿cómo la describes?

He tenido muchos problemas de salud. Ahora mismo no veo bien. Por eso, a veces, me quieren llevar, me quieren traer; pero yo digo no, no, no, porque me convierto en una carga y después van a decir: “Pancho no. Porque a Pancho hay que traerlo”.

Y yo quiero venir solo, como yo pueda, para que sepan que puedo seguir activo, que puedo seguir trabajando.

Deja que yo te cuente de Bola

Texto:  Juan Piñera Foto Portada: Juan Heredero

Esperábamos, todos ansiosos, el primer Sábado del Libro de octubre, la presentación de un libro que, ya es fundamental no sólo para el conocimiento de un protagonista de nuestra cultura, Ignacio Jacinto Villa Fernández, Bola de Nieve, sino, y más bien, para el pleno conocimiento de la sensibilidad y naturaleza de los cubanos.   

 

  Nos estamos refiriendo a Deja que yo te cuente de Bola, del periodista y hombre de la radio Ramón Fajardo Estrada.

 

  Y aunque este texto ya había tenido una primera edición en Dos Mil Cinco, conocíamos de que había sido ampliado pacientemente por su autor, artista meticuloso e incansable de la información.

 

  Estas dos condiciones hacen de Ramón Fajardo, un hombre singular en nuestro acontecer diario que, sin ellas, no hubiéramos tenido el placer de leer libros como Rita Montaner: testimonio de una época (Premio Casa de las Américas y Premio Nacional de la Crítica Mil 997); Yo seré la tentación: María de los Ángeles Santana y, por supuesto, Déjame que yo te cuente de Bola.

 

  Hemos de agradecer por siempre, al Instituto Cubano del Libro y, en particular, a la Editorial Oriente, la reedición de este último título en un momento tan oportuno y de una manera decididamente espléndida.

 

  ¡Al fin Bola Tiene su libro!, según palabras de Reinaldo González en Retrato y Pálpito de Bola de Nieve, quien también presentó Deja que yo te cuente de Bola, de Ramón Fajardo, en este  último Sábado del Libro, definen la trascendencia y belleza del texto y su correlación con la vida y la obra del artista biografiado.

 

  Porque, estamos casi seguros que el propio Ignacio Villa, nunca supo tantas cosas de sí como todas las que descubrió y nos hizo descubrir Ramón Fajardo en Deja que yo te cuente de Bola.

Esta es la magia que todo buen libro debe tener pues, develándonos documentadamente misterios de este artista, su simple lectura, nos atrapa en un vertiginoso y muy disfrutable de principio a fin.

 

Agradecemos a todos los que trabajaron a favor de Deja que yo te cuente de Bola, en especial por el diseño muy mejorado con respecto a la edición príncipe, de Marta Mosquera y la composición digitalizada de Abel Sánchez Medina.     

 

Gracias a ellos y a la editora Asela Suárez en su esmero, hemos tenido una edición de lujo sin ser ésta precisamente de lujo, pues se suman generosamente al pensamiento de Ramón Fajardo Estrada.

 

No instamos a leer el libro, pues sabemos que a la vez que exista un lector, su lectura es la mejor propaganda posible y, más temprano que tarde será un libro de cabecera para muchos.

 

Libro de cabecera y de consulta, ¡extraña y real combinación! que posee Deja que yo te cuente de Bola, de Ramón Fajardo.

 


A LAS

 

  Es